Los anuncios publicitarios y el aumento del consumo de comida chatarra

mirando-hamburger - comida chatarraInvestigaciones realizadas en la Universidad de Michigan en Estados Unidos, revelaron que los medios de comunicación, especialmente la televisión, tienen gran influencia en la cantidad de comida chatarra que comen los niños en edad preescolar.

De acuerdo al artículo publicado por el portal de noticias de salud HealthDay, “Los niños pequeños aprenden cómo se relaciona la comida con la salud por la familia, por los medios de comunicación y por otras fuentes, y podrían usar este conocimiento para basar sus decisiones cuando los padres o adultos NO estén con ellos”.

La tendencia de los frecuentes anuncios televisivos de comida chatarra ha dado lugar a una distorsión de la realidad, llegando a deformar el concepto de comida sana que tienen los niños y niñas. Estudios realizados revelan que los niños que viven en hogares donde los padres ven regularmente televisión con todos los anuncios de comida rápida, consumen más comida chatarra que aquellos donde los padres acostumbran a ver contenidos grabados, sin anuncios de alimentos.

También puedes leer:   Azúcar negra o azúcar blanca: ¿Cuál es mejor?

[box type=»tick» border=»full» icon=»none»]

Según investigaciones, la relación entre ver televisión y el consumo de comida chatarra, es mucho más fuerte en las familias que tienen estabilidad económica, ya que las personas pueden permitirse los “antojos” cuando ven los anuncios de alimentos; contrario a aquellas familias que tienen ingresos limitados y que deben restringir la cantidad de dinero que gastan.

[/box]

Esto demuestra que los medios de comunicación NO solo influyen en las tendencias de vestir, de actuar y de ser de las personas, sino que también implantan estereotipos en su conducta alimentaria; por lo que es de suma importancia que los padres enseñen a sus hijos e hijas, desde muy temprana edad, hábitos saludables de alimentación, ya que quizás NO puedan evitar que estos vean los anuncios de comida chatarra, pero SÍ puede educarlos con la información necesaria para que NO se vean influenciados de manera negativa.

También puedes leer:   Ejercicio y cigarrillo

Artículos recomendados:

Ver artículo fuente.

Dejar un comentario

Ir arriba