grasas trans

Argentina: primer país de América sin grasas trans

grasas transEn búsqueda de prevenir más de 1,500 muertes anuales por enfermedades coronarias y alrededor de 8,000 accidentes cardiovasculares, Argentina ha establecido la regulación del uso de grasas trans, de origen industrial en los alimentos, convirtiéndose en el primer país americano en hacerlo y el tercero en el mundo, siguiendo los pasos de Suiza y Dinamarca. De ahora en adelante, ningún alimento podrá tener más de un 5% de esta sustancia, utilizada generalmente para conservar los alimentos por más tiempo.

[box type=»tick» border=»full» icon=»none»]Las grasas trans son ácidos grasos insaturados que se forman mediante un proceso llamado hidrogenación. Durante este proceso, los aceites vegetales se procesan y se transforman en un líquido más estable o sólido. Hace diez años, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó que fueran eliminadas de los alimentos procesados y Argentina tomó la decisión de trabajar de acuerdo a esta recomendación.[/box]

También puedes leer:   Juventud y comida rápida

La investigadora de la Fundación Interamericana del Corazón, Lorena Allemandi, dice que “lo que pasó con estas grasas, es que con el tiempo la comunidad científica internacional pudo comprobar que su consumo es perjudicial para la salud, y aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares”.

Por otro lado, Jaime Lazovski, viceministro de Salud y uno de los impulsores de la medida explica que “esta restricción implica que no puede haber más de un 2% grasas trans con respecto al contenido total de grasas en aceites y margarina, y no mayor al 5% en el resto de los alimentos”.

Este proceso inició en 2010, cuando se modificó el artículo 155 del Código Alimentario para estipular los límites máximos permitidos de grasas trans, donde también se dispuso una reducción paulatina que iba desde los aceites hasta el resto de los alimentos. Actualmente, se está viviendo la última etapa de la campaña lanzada por el Ministerio de Salud, para que todas las empresas de alimentos se adapten a estas limitaciones.

También puedes leer:   Día Mundial del Corazón

Fuentes:

Ir arriba